Mes: mayo 2017

EL ALGODÓN NO ENGAÑA

twittergoogle_pluspinterestlinkedin

Sentencia del Tribunal Supremo de 6 de abril de 2017 (Rec. 3566/2015)

Nuevamente, traigo al blog el asunto del cómputo de los umbrales que, a efectos del despido colectivo, se entiende establecen las normas laborales que, una vez más, no acaban en el art. 51 ET, sino que deben incorporar, además, la interpretación de la Directiva 98/59/CE que realizó la STJUE de 13 de mayo de 2015 caso RABAL CAÑAS (C-182/13).

Se plantea en esta Sentencia, una vez más, si la plantilla total de referencia a efectos del despido colectivo es la del centro de trabajo, cuando en el mismo se emplee a más de 20 trabajadores, o debe serlo la de toda la empresa en general.

La trabajadora recurrente, que perseguía en su RCUD la nulidad de su despido objetivo individual por no haberse seguido el procedimiento de despido colectivo, había sido cesada por causas económicas, productivas y organizativas junto con 19 trabajadores más del mismo centro de trabajo, que ocupaba a 38 trabajadores en aquel momento.

La Sala del TS revoca la STSJ, que había declarado sólo la improcedencia de la extinción, y estima el recurso, declarando nulo el despido de la trabajadora, por haberse superado los umbrales establecidos en el art. 51.1 ET, interpretado a la luz de la reciente doctrina comunitaria: si en el centro de trabajo en cuestión había 38 trabajadores y se despide individualmente a 20 contratos, se supera entonces el umbral de despido colectivo. Reitera así su nueva doctrina recogida ya en la Sentencia del Pleno del TS de 17 de octubre de 2016

Destacar que la Sala rechaza que se vulnere así el principio de seguridad jurídica, como alegaba la empresa, por el hecho de que, cuando se produjo el despido, la doctrina del TS fuese la anterior a la asumida tras la STJUE de 13 de mayo de 2015, y la empresa hubiese actuado conforme a la misma; y ello porque no se está aplicando una norma retroactivamente, sino una nueva jurisprudencia, que puede variar.

Por tanto, confirmado!: habrá que hacer esta prueba del algodón o del doble cómputo, en la empresa y en el centro de trabajo afectado, antes de seguir con la idea de hacer despidos objetivos individuales.

ESCUDO PROTECTOR

twittergoogle_pluspinterestlinkedin

Sentencia del Tribunal Supremo de 4 de abril de 2017 (RCUD 3466/2015)

La Sentencia del TS que hago aquí viñeta nos advierte del mayor esfuerzo justificativo requerido al empresario que pretenda el despido (en este caso, objetivo) de una trabajadora de la que tenga conocimiento que se encuentra en tratamiento de fertilidad.

En el supuesto planteado, la empresa había comunicado el despido objetivo a una trabajadora, constándole que la misma estaba sometiéndose a un tratamiento de fertilidad, aunque aún no estaba embarazada, ya que sus óvulos fecundados todavía no le habían sido implantados. La carta argumentaba razones que luego la empresa no defendió, ya que, desde el principio, reconoció la improcedencia del despido y, posteriormente, ya en sede judicial, tampoco trató de probarlas.

Como consecuencia de este conjunto de elementos, la Sala de lo Social del TS concluye:

1) No procede en esta situación la protección automática del art. 53.4 ET, puesto que la trabajadora no se encuentra aún embarazada.

2) Pero, sí corresponde invertir la carga de la prueba si, como en este caso, la parte demandante aporta su tratamiento de fertilidad (conocido por la empresa) como indicio de discriminación, en cuyo caso, la empresa es quien debe acreditar que la extinción responde a causas ajenas a la situación de la trabajadora (arts. 96.1 y 181.2 LRJS).

Al no haber aportado la empresa demandada “una justificación objetiva y razonable, suficientemente probada, de las medidas adoptadas y de su proporcionalidad”, procede declarar nulo el despido.

JUBILADO PARCIAL CONCENTRADO

twittergoogle_pluspinterestlinkedin

Sentencia del Tribunal Supremo (Social) de 29 de marzo de 2017 (Rec. 2142/2015)

En esta ocasión, como en aquellos anuncios americanos de los años 50 en los que se publicitaba zumo de naranja “concentrado”, aquí os traigo un homenaje a aquellos maravillosos ilustradores, que me sirve para hacer viñeta de la Sentencia del Tribunal Supremo de 29 de marzo de 2017 (Rec. 2142/2015).

Aquí también procede referirse a un producto “concentrado”… en el tiempo, claro: es el caso del jubilado parcial, que el TS acaba de reiterar que puede acumular su jornada laboral reducida, consistente en el 15% de la jornada ordinaria, en un solo año, de manera que trabaje, en ese año, toda la jornada que le correspondería hasta el fin de la jubilación parcial, dejando después de prestar por completo servicios el tiempo que le reste hasta alcanzar la edad de jubilación ordinaria.

La Sala anula la sentencia recurrida absolviendo a los codemandados y desestimando la demanda formulada por el INSS. Reitera su doctrina recogida ya en la Sentencia de 19 de enero de 2015 (Rec. 627/2014), donde la cuestión litigiosa ya fue resuelta.

Reitera la Sala sus argumentos de aquella Sentencia:

«Es cierto que la concentración de jornada llevada a cabo en el presente caso no tiene expresa contemplación legal,… Pero esa ausencia de específico tratamiento normativo no implica de suyo ilegalidad alguna, sino que partiendo de la libertad de pacto que impera en nuestra legislación [art. 1255 CC] aquella consecuencia solamente es sostenible cuando media fraude…».

«La originaria conexión -que no dependencia- entre los contratos del relevado [que pasa a ser a tiempo parcial] y el contrato de relevo, es solamente externa [de coordinación, que no de subordinación] y no determina una estricta dependencia funcional entre el contrato de relevo y la situación jubilación-empleo parcial, como lo prueba que el art. 12.7.b) ET desvincule la duración del contrato al del relevista [ha de ser indefinido o como mínimo hasta que el relevado alcance los 65 años]…».

«Las finalidades del contrato de relevo -política de empleo y necesidades financieras del sistema- se han cumplido tanto por la permanencia del contrato como por las cotizaciones correspondientes (hasta que el jubilado parcial [el trabajador relevado] alcance la edad que le permita acceder a la jubilación ordinaria o anticipada total). Y, …aunque la distorsión temporal trabajo/cuota desatiende la finalidad de acceder gradualmente a la jubilación, esa circunstancia no trasciende al contrato de relevo ni desnaturaliza su carácter temporal».

– Aunque no se atienda «el acceso paulatino a la jubilación, …la citada finalidad está prevista en exclusivo beneficio de quien se jubila y es éste precisamente el que -mediante acuerdo con la empresa- renuncia en parte a ese escalonado cese en el trabajo, agrupando en nueve meses el trabajo a realizar hasta su jubilación total…».