Categoría: MSCT

UNA MODIFICACIÓN QUE HACE PUPITA

twittergoogle_pluspinterestlinkedin

danos-msct_

STSJ Madrid (Social), 18 de octubre de 2016 (Rec. 617/2016)

Trata la Sentencia que aquí llevo a viñeta de la reclamación de una trabajadora de ser resarcida por los daños que le ha ocasionado una modificación sustancial de condiciones de trabajo (MSCT) que le supuso pasar a trabajar domingos y festivos y que, finalmente, es declarada nula.

Es protagonista indiscutible del conflicto el art. 138.7, párrafo 3º, LRJS, que abre la posibilidad de reclamar el abono de daños y perjuicios derivados de una MSCT, y que la Sala aclara introduciendo tres claves interpretativas:

– El daño producido cuando la MSCT afecta al horario y la distribución de la jornada es continuado, por lo que, conforme a la jurisprudencia del TS, el dies a quo para el cómputo del plazo prescriptivo se sitúa en el momento en que se ha producido el resultado definitivo, que es el que permite la cuantificación del mismo.

– La ausencia en este precepto de referencia expresa al supuesto de nulidad no supone excluir, en este caso, la reparación del daño causado. La reintegración en las mismas condiciones anteriores es la reparación de un daño ex ET, pero debe resarcirse a la trabajadora también de un segundo daño, no previsto en el ET, derivado del trabajo efectivo en domingos y festivos y en otro turno, ex art. 1.101 CC, norma supletoria.

– El daño causado en este tipo de MSCT es un daño patente (in re ipsa), es decir, que va de suyo que pasar a trabajar en domingos y festivos y cambiar el turno, por sí mismos, acarrean un daño moral evidente al trabajador, por lo que no se precisa un esfuerzo probatorio mayor.

O sea, que esta modificación «duele» y la empresa tendrá que curar la pupita que haya causado…

FONTANERÍA MSCT: REPARACIONES Y ARREGLOS, EN GENERAL

twittergoogle_pluspinterestlinkedin

MSCT aportación planes pensiones_

Sentencia del TS de 18 de noviembre de 2015 (recurso núm. 19/2015)

La viñeta que os traigo esta vez se refiere a la Sentencia del TS de 18 de noviembre de 2015 (recurso núm. 19/2015) que resuelve sobre si es posible que, mediante una modificación sustancial de las condiciones de trabajo o una inaplicación de convenio colectivo, se suspendan temporalmente las aportaciones al Fondo de Pensiones, en función también de las previsiones específicas del propio Plan de Pensiones.

En concreto, en este supuesto, las empresas afectadas, tras un período de consultas para acometer una reestructuración laboral por causas económicas, concluido sin acuerdo, decidieron, entre otras muchas medidas de flexibilidad interna, la suspensión de aportaciones a planes de pensiones, desde enero de 2014 hasta junio de 2017, aportaciones que se recuperarían mediante ingresos extraordinarios a partir de enero de 2018, y si algún trabajador causara baja en la empresa antes de que se hubiera recuperado, se realizaría la aportación en ese momento.

La demanda de conflicto colectivo interpuesta ante la Audiencia Nacional es estimada parcialmente, declarando injustificada la suspensión de aportaciones a los planes de pensiones, con base en que los derechos derivados de los planes de pensiones no se pueden regir por la regulación laboral, a diferencia de las mejoras voluntarias, que sí pueden verse afectadas por una modificación sustancial de condiciones de trabajo.

Recurrida la decisión judicial ante el TS, éste considera, en contra del criterio de la AN, que los acuerdos suscritos en el marco del art. 41 ET, así como de las propias normas reguladoras de los Planes y Fondos de Pensiones, aunque se rigen por sus propias especificaciones, generan una obligación empresarial que sí puede alterarse con arreglo a la regulación laboral, debiéndose diferenciar la gestión y dinámica de las prestaciones ya aportadas, del alcance del deber de seguir realizando aportaciones, ya que, al formar los planes de pensiones parte de la masa salarial, se pueden encuadrar perfectamente dentro del art. 41 ET.

A ello no se opone el silencio respecto a la posibilidad de alterar el propio Plan de Pensión mediante acuerdo colectivo, ni que se supedite al respaldo de la Comisión de Control. E insiste el Alto Tribunal que no se estaría dejando sin garantía el pago de los compromisos de pensiones puesto que son diferentes las aportaciones futuras (a cargo de la empresa), de la garantía de las prestaciones (que compete al Fondo).