Categoría: Suspensión de contratos

ERTE, NO CONSIGO VERTE

twittergoogle_pluspinterestlinkedin

erte-no-consigo-verte_

Sentencia de la AN núm. 165/2016, de 7 de noviembre (Rec. 244/2016)

La Sentencia que resumo con la viñeta de este post es la de la Audiencia Nacional núm. 165/2016, de 7 de noviembre.

El mensaje de la Sala es muy claro: la suspensión de contratos por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción, ERTE para los amigos, está para lo que está, es decir, para ganarle tiempo a un problema que, con este margen, podría superarse. No está para perder el tiempo mareando a la representación de los trabajadores ni a los trabajadores si la cosa no tiene arreglo.

Si la empresa está en una situación calamitosa, que no la levanta ni Chicote, entonces ¿para qué vamos a entretenernos con suspensiones de contrato como si hubiese un mañana?. Menos aún si han exisitido previamente, dentro del grupo empresarial en cuestión, operaciones de ingeniería societaria de dudoso fin.

Dejando ahora al margen este asunto de las empresas aparentes que, por no plantearse durante el período de consultas, la Sala falla en contra de la representación de los trabajadores; el Tribunal declara la nulidad del ERTE que afectaba a la totalidad de los contratos de trabajo, condenando a la empresa a readmitir a los trabajadores con abono de los salarios debidos.

La Sala entiende que, para que tenga cabida la suspensión de contratos del art. 47 ET, la situación debe ser necesariamente coyuntural y temporal, de manera de la suspensión se convierta en una medida necesaria para superar estos obstáculos no definitivos. No se admite tal medida cuando la continuidad de la empresa resulta inviable y está abocada a la liquidación definitiva.

Para la AN, la Empresa ha tenido con esta medida una intención de “endosar los costes de salarios y cotizaciones al FOGASA en manifiesto fraude de ley”.

VOLATE ASCENDERE!

twittergoogle_pluspinterestlinkedin

contratos suspendidos_color_

Sentencia del Tribunal Supremo de 17 de marzo de 1016 (Rec. 178/2015)

El caso que resuelve la Sentencia del Tribunal Supremo de 17 de marzo de 2016 (Rec. 178/2015) parte de un acuerdo de suspensión de contratos (ERTE) de una sociedad, al tiempo que se creaba otra con la que podría formar un grupo de empresas. La existencia de esta sociedad y sus vínculos con la que acomete la suspensión de contratos no se ocultan a los representantes de los trabajadores pero tampoco se les da documentación durante el período de consultas del ERTE. La Autoridad Laboral impgna el acuerdo y, desestimada la demanda por el TSJ, recurren los trabajadores.

La cuestión que se somete al Tribunal es si el defecto formal de no haber comunicado ni aportado documentación del grupo de empresas durante el período de consultas del ERTE vicia sin más la conclusión del acuerdo.

Y la Sala, al igual que antes el TSJ, van a decir que no existe vicio del consentimiento en este caso. La cuestión, en esos términos, se puede plantear porque encaja en el limitado objeto del proceso en estos casos: impugnación del acuerdo por vicios de «fraude, dolo, coacción o abuso de derecho en la conclusión de los acuerdos» [arts. 47 ET y 148.b) LRJS (procedimiento de oficio)]. Pero, no es cierto que se haya viciado la voluntad de los representantes firmantes del acuerdo porque la empresa sí informó de la constitución de la nueva sociedad y de sus relaciones con la misma. Descartado el vicio del consentimiento, único objeto posible del proceso, ya no queda nada más que pueda ventilarse en el procedimiento.

La Sentencia objeto del presente post se me ha resistido a convertirla en viñeta. ¿Cómo representar la «suspensión» de contratos de trabajo por voluntad de la empresa?. Claramente, suspender aquí es dejar en el aire. Ahí es donde quedan los trabajadores y sus contratos a la espera de «caer» definitivamente en el abismo del despido o, en el mejor de los casos, volver a tierra y seguir trabajando.

¿Y quién puede hacer que floten las cosas o las personas?, pues Harry Potter, con sus hechizos. ¿Y quiénes le ayudan y todos saben que son sus amigos?, pues Hermione y Ronald…

En fin, que me lo tengo que hacer mirar!!! 😉