EN EL 35.5 ET NO ESTÁ, PERO…

twittergoogle_pluspinterestlinkedin

Sentencia del Tribunal Supremo núm. 246/2017 de 23 de marzo de 2017. Sentencia (Rec. 81/2016)

Nos acaba de confirmar el Pleno de la Sala de lo Social del Tribunal Supremo, en su Sentencia núm. 246/2017, de 23 de marzo de 2017 (Rec. 81/2016), que, en el art. 35.5 ET, no se recoge una obligación de registro de la jornada ordinaria exigible a todas las empresas, y que la Audiencia Nacional y la Inspección de Trabajo sí creían haber visto.

Buena se ha liado en este último año en torno a esta supuesta exigencia, que planteaba la necesidad de registrar la jornada ordinaria día a día, en todas la empresas, como única vía para detectar la realización de horas extraordinarias. Según esta interpretación, la empresa estaba obligada a registrar la jornada del trabajador (anotar todas las horas que ha prestado servicios) e informar por escrito de lo registrado al empleado y a los representantes de los trabajadores… siempre, ordinariamente, y no sólo cuando se realizasen horas extraordinarias.

Esta interpretación acaba de ser rechazada por el Pleno del Tribunal Supremo, cuyo criterio mayoritario es que la obligación del empresario de registro se extiende hoy sólo a las horas extraordinarias realizadas, todo ello con base en la literalidad de la norma, sus antecedentes históricos y legislativos, una interpretación lógica y sistemática del precepto, el contexto de la norma, la jurisprudencia hasta la fecha del TS, la adecuación a la normativa comunitaria, la necesidad de interpretar restrictivamente las normas sancionadoras y la ventaja existente a favor del trabajador en orden a la prueba de las horas extras realizadas (si no existe registro de las mismas).

Ahora bien, cinco de los trece Magistrados que forman el Pleno disienten de este criterio. Y, en este sentido, interesa destacar la opinión contraria de D. Antonio Sempere, que rebuscando en otras partes del ordenamiento jurídico, cree haber encontrado en otras normas esta obligación de registro de la jornada ordinaria de trabajo. Concretamente, y entre otras, entiende se encuentra aquella obligación de registro de toda la jornada en las normas legales que imponen al empleador los deberes de seguridad y salud en el trabajo (en particular, mediante la ordenación del tiempo de trabajo y la observancia de los límites existentes).

En definitiva, el TS está diciendo que la obligación de registro de toda la jornada ordinaria no está en el art. 35.5 ET, pero no está diciendo que no pueda estar en otras normas que disciplinan las relaciones laborales. Así que, no se relaje el empleador, porque la falta de registro de la jornada ordinaria, aunque no sea una infracción del art. 35.5 ET, sí podría suponer un incumplimiento de sus obligaciones en materia de prevención de riesgos laborales.

3 comments

  1. Efectivamente pienso como Sempere y como tú. Sin olvidar el hecho de que los Delegados de Personal y Comités de empresa pueden solicitar de la empresa el detalle de las horas extras que se realicen en la empresa, lo cual y si se quiere hacer bien, exigiría un control de las mismas. El resultado es, como siempre, la inseguridad jurídica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.