Etiqueta: indemnización

INDEMNIZACIÓN VIRTUAL

twittergoogle_pluspinterestlinkedin

pagare_

STS (Social) 21-06-2016. RCUD 3966/2014.

La Sentencia que viene en este post, y que inspira la viñeta que la acompaña, acepta como puesta a disposición simultánea de la indemnización por despido objetivo la entrega de un pagaré con fecha de vencimiento coincidente con la fecha de efectos de la extinción.

Entiende la Sala que, en esta materia, le precede una evolución jurisprudencial tendente a cierta flexibilización al aceptar como válidos nuevos instrumentos para la puesta a disposición simultánea de la indemnización, admitiendo como tales la transferencia bancaria y el cheque. Y, aunque reconoce que el pagaré, a diferencia de la transferencia y el cheque, no constituye un “pago a la vista”, sino una promesa de pago sujeta al requisito formal de indicar su vencimiento (art. 95 de la Ley 19/1985, Cambiaria y del Cheque), si no se indica fecha de vencimiento, como acontece en el caso, la consecuencia prevista en el citado precepto es que se considerará pagadero a la vista.

El trabajador se tiene pues que poner unas gafas de realidad virtual o aumentada para, al recibir en mano el pagaré, vivir la sensación de estar cobrando la indemnización en ese mismo instante en el que se le entrega la carta de despido (luego ya verá, cuando se quite las gafas, si el pagaré tiene fondos disponibles o incurre en cualquier otro desajuste). Todo un avance tecnológico!.

«PAGARÉ», NO: PAGA YA

twittergoogle_pluspinterestlinkedin

puesta a disposición simultánea_
Sentencia del Tribunal Supremo de 4 de febrero de 2016 (RCUD 1621/2014)

La viñeta que os presento en este post se refiere a la Sentencia del Tribunal Supremo de 4 de febrero de 2016 (RCUD 1621/2014). Se plantea el caso de una trabajadora despedida por causas objetivas con efectos de dos días después de la comunicación escrita, pero cuya indemnización se le entrega en ese mismo momento mediante un pagaré con vencimiento en la fecha de efectividad del despido, es decir, dos días después de la comunicación.

La trabajadora demanda por despido que es declarado improcedente en instancia por falta de puesta a disposición simultánea de la indemnización, siendo la sentencia recurrida en suplicación y revocada por el TSJ de Murcia que declara procedente el despido.

Presentado RCUD por la trabajadora, el mismo es estimado por el TS que, atendiendo a su propia doctrina, declara que la ausencia de la simultaneidad que la norma exige no puede conducir a otra solución jurídica que la prevista en el art. 53.4 ET: la improcedencia del despido. La singularidad del caso se encuentra en que la falta de simultaneidad se juzga respecto de un pagaré sí entregado en el momento de la comunicación del despido, pero siendo incobrable hasta dos días más tarde, por lo que no se cumple la exigencia de que el trabajador disponga o pueda disponer de su indemnización en el mismo momento de notificársele el despido.

UNO DE LOS PROBLEMAS MATEMÁTICOS DEL MILENIO

twittergoogle_pluspinterestlinkedin

tope 720_

Sentencia del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (Sala de lo Social) de 29 de septiembre de 2015 (Rec. núm. 1421/2015)

Mientras la más avanzada investigación matemática afronta desde hace décadas la resolución de complejos problemas como la hipótesis de Riemann, demostrada hoy sólo para los primeros 10 trillones de ceros no triviales, los laboralistas tratamos de escrutar el endiablado cálculo que se esconde tras la Disposición Transitoria 5ª de la Ley 3/2012, apartado segundo.

El legislador es, a veces, gran hacedor de acertijos o, al menos, eso le parece a los Magistrados cuando han de aplicar normas como la citada. Ésta expresamente dispone, a propósito del cálculo de la indemnización por despido, declarado improcedente, que “El importe indemnizatorio resultante no podrá ser superior a 720 días de salario, salvo que del cálculo de la indemnización por el periodo anterior al 12 de febrero de 2012 resultase un número de días superior, en cuyo caso se aplicará éste como importe indemnizatorio máximo, sin que dicho importe pueda ser superior a 42 mensualidades, en ningún caso”.

Para el Tribunal Supremo, en chocante Sentencia de fecha 29 de septiembre de 2014, la solución a esta ecuación es que si la indemnización generada por el periodo anterior al 12 de febrero de 2012 fuera superior a los 720 días, se seguiría devengando indemnización a razón de 33 días por año hasta alcanzar las 42 mensualidades.

La Sentencia del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (Sala de lo Social) de 29 de septiembre de 2015 (Rec. núm. 1421/2015) que inspira la presente viñeta se aparta, sin embargo, de este pronunciamiento del TS, al considerar que del precepto se infiere de manera clara que una vez superados los 720 días de indemnización durante el periodo anterior a 12 de febrero de 2012, es esta última cifra la que opera como límite máximo para calcular la indemnización por despido improcedente, y que el inciso final en ningún caso comporta inequívocamente que el tope de las 42 mensualidades es un límite relativo referido al primer periodo y no común a ambos tramos.

Además, para el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, seguir la tesis del TS llevaría, en pugna con el principio de igualdad ante la Ley consagrado en el artículo 14 de la Constitución, a que los trabajadores que el 12 de febrero de 2012 reunieran menos de 16 años de servicios, tendrían derecho, una vez computado el período trabajado después de esa fecha, a lucrar una indemnización máxima de 720 días, mientras que los que en ese momento acreditasen más de 16, pero menos de 28, podrían alcanzar una indemnización de hasta 1260 días, sumando los correspondientes al tiempo trabajado después del 12 de febrero de 2012.