Etiqueta: msct

NO VOLVERÉ A V_ERTE

twittergoogle_pluspinterestlinkedin

STS (Social) 27-04-2017 (Rec. 95/2016)

Acordada una reducción temporal de jornada y del salario en un 50% durante 24 meses, la comisión negociadora incluyó la opción del trabajador entre (i) aceptar ya una MSCT consistente en la reducción de un 50% de su jornada o (ii) someterse inicialmente a la citada reducción de jornada y salario dentro del ERTE, si bien, en el caso de agotarse la medida y mantenerse o haber empeorado, sin embargo, las condiciones económicas de la empleadora, escoger entre o bien consolidar tal reducción o bien extinguir su contrato con una indemnización de 20 días por año de servicio con un máximo de 12 mensualidades, calculada sobre el salario completo, como si no se hubiese producido la reducción salarial.

Dicho acuerdo fue impugnado ante el TSJ de Andalucía -sede Sevilla-, dictando sentencia en fecha 04-07-2014 (conflicto colectivo 21/2013 ), la cual, recurrida en casación, fue confirmada por la de la Sala de lo Social del TS de fecha 14-10-2015 (Recurso 336/2014 )

Con fecha 06-07-2015 la empleadora convocó a los representantes del comité intercentros a una reunión en la que comunicó a sus integrantes que los trabajadores que vieron reducida su jornada y salario en un 50% dentro del ERTE, al mantenerse la desfavorable situación económica, de conformidad con el antes citado acuerdo, tenían derecho a optar por extinguir la relación laboral con una indemnización de 20 días de salario por año de servicio, con un tope de 12 mensualidades, o mantenerse de manera permanente e indefinida con la reducción adoptada.

El Comité Intercentros presentó demanda de conflicto colectivo por entender que, en el seno de un ERTE agotado, la empleadora ha dispuesto unilateralmente ex novo una modificación sustancial de las condiciones de trabajo, que entiende que constituye un fraude, en tanto que las medidas acordadas se extrapolan para obtener un fin distinto al previsto por la norma. La Sala del TSJ de Andalucía desestima la demanda. El Comité interpone recurso de casación.

El TS, sin embargo,m rechaza que la ejecución del acuerdo sea en fraude de ley, pues no nos encontramos ante una modificación sustancial de las condiciones ex novo, sino ante la ejecución de una de las previsiones adoptadas en el acuerdo colectivo suscrito en el marco de un ERTE, y ello porque:

– El Acuerdo en cuestión fue adoptado en el marco de un ERTE en el ámbito de la negociación colectiva
– El Acuerdo fue previamente sometido a referéndum de los trabajadores (de 284, votaron afirmativamente 158).
– Los términos del Acuerdo eran claros, siendo su finalidad la de disminución del número de despidos, con una previsión temporal que se extendía fuera del ámbito del ERTE, siempre que se cumpliera el presupuesto situación económica desfavorable (circunstancia que la Sala tiene por acreditada), manteniendo la empresa en tal supuesto la posibilidad de que los afectados pudieran optar por la extinción indemnizada.

Así que si la mitad de tu salario parece que se va por un momento, a lo mejor ya no vuelve nunca…

FISIOTERAPIA PARA LA GARANTÍA DE INDEMNIDAD

twittergoogle_pluspinterestlinkedin

Fisioterapia_

Sentencia del Tribunal Constitucional núm. 183/2015, de 10 de septiembre de 2015 (BOE núm. 245 de 13 de octubre de 2015).

El Tribunal Constitucional analiza en esta Sentencia si vulnera o no el derecho a la garantía de indemnidad, que consagra el art. 24 CE, la decisión de la empresa de extinguir el contrato de trabajo de una empleada por causas objetivas (económicas) en las siguientes circunstancias: (i) El 6 de octubre de 2011, la empleadora (“Asociación para la ayuda al paralítico cerebral de Ciudad Real” [Aspececire] notifica a la trabajadora una modificación sustancial de condiciones de trabajo (MSCT), por causas económicas, consistente en reducir su jornada (de 7 a 2 horas diarias) y la consiguiente minoración salarial. (ii) La trabajadora presenta demanda de modificación sustancial de condiciones de trabajo el 10 de octubre del mismo año. (iii) El día 21 de noviembre las partes alcanzan un acuerdo de conciliación judicial previa, por el que se revoca la decisión empresarial. (iv) Ocho días después del acuerdo (29 noviembre 2011), la empresa notifica a la trabajadora la extinción de su contrato de trabajo al amparo del art. 52.c) ET por las mismas causas económicas que la MSCT, en aras de garantizar la sostenibilidad de la empresa y su viabilidad de futuro. (v) Previamente a la extinción, la empresa había ofrecido una solución de menor impacto (reducción de 7 a 4 horas diarias), que la trabajadora también rechazó.

Pese a que el Tribunal parte de que la trabajadora aportó indicios de que el acto extintivo podía estar fundado en el previo ejercicio de acciones judiciales, considera que los mismos son insuficientes y que la empresa ha cumplido con la CARGA DE LA PRUEBA que recaía sobre la misma. Vaya!, que la empresa «ha levantado» esa carga correctamente…