TeJUEtitis infecciosa

twittergoogle_pluspinterestlinkedin

tejuetitis-infecciosa_

Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de 14 de septiembre de 2016 (Asunto C-596/14)

A algunas Sentencias les toca ser mediáticas y este es el caso de la STJUE dictada en el caso de la paciente interina del Ministerio de Defensa, Ana de Diego Porras (paciente, porque paciencia ha tenido que tener para sobrellevar sus más de 10 años de temporalidad). Esta última semana la Sentencia ha ocupado muchísimas portadas de prensa y protagonizado innumerables posts y tweets.

El revuelo se ha montado porque, para el Alto Tribunal, el art. 49.1.c) ET, cuando fija una indemnización por fin de contrato temporal de 12 días por año de servicio y de 0 € para los interinos, está tratando desigualmente la extinción de estos contratos de la de los contratos por tiempo indefinido, ya que, para éstos, en caso de cese por causas objetivas, la indemnización mínima es de 20 días de salario por año de servicio, con el tope de 12 mensualidades.

Se ha desatado la locura entre los operadores jurídicos, que andan excitados estos días opinando, demostrando cuánto saben, organizando jornadas y, en definitiva, tratando de desentrañar lo que ha querido decir exactamente el TJUE y en qué debe obligar al Estado español, a las Administraciones Públicas y sus organismos dependientes y a las empresas.

Veremos próximamente cómo se pronuncian los Juzgados y Tribunales españoles y qué reformas normativas nos traerá este pronunciamiento judicial -cuando tengamos un Parlamento estable y formado Gobierno, claro-.

Entretanto, aquí os dejo mi viñeta: un intento de acercarse con humor a esta novedad, bajo la que, sin embargo, subyace una realidad que no es, desde luego, ninguna novedad ni motivo de risa: la precariedad laboral de muchas personas.

One comment

  1. Lola Panadero says:

    las diferencias en derechos y obligaciones , tanto las legisladas cono las que no, maltratan tanto que acaban con el más paciente de los trabajadores. Confiemos en que los leguleyos respetuosos con la justicia ayuden a reparar las injusticias legisladas, porque haberlos haylos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.