UNO DE LOS PROBLEMAS MATEMÁTICOS DEL MILENIO

twittergoogle_pluspinterestlinkedin

tope 720_

Sentencia del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (Sala de lo Social) de 29 de septiembre de 2015 (Rec. núm. 1421/2015)

Mientras la más avanzada investigación matemática afronta desde hace décadas la resolución de complejos problemas como la hipótesis de Riemann, demostrada hoy sólo para los primeros 10 trillones de ceros no triviales, los laboralistas tratamos de escrutar el endiablado cálculo que se esconde tras la Disposición Transitoria 5ª de la Ley 3/2012, apartado segundo.

El legislador es, a veces, gran hacedor de acertijos o, al menos, eso le parece a los Magistrados cuando han de aplicar normas como la citada. Ésta expresamente dispone, a propósito del cálculo de la indemnización por despido, declarado improcedente, que “El importe indemnizatorio resultante no podrá ser superior a 720 días de salario, salvo que del cálculo de la indemnización por el periodo anterior al 12 de febrero de 2012 resultase un número de días superior, en cuyo caso se aplicará éste como importe indemnizatorio máximo, sin que dicho importe pueda ser superior a 42 mensualidades, en ningún caso”.

Para el Tribunal Supremo, en chocante Sentencia de fecha 29 de septiembre de 2014, la solución a esta ecuación es que si la indemnización generada por el periodo anterior al 12 de febrero de 2012 fuera superior a los 720 días, se seguiría devengando indemnización a razón de 33 días por año hasta alcanzar las 42 mensualidades.

La Sentencia del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (Sala de lo Social) de 29 de septiembre de 2015 (Rec. núm. 1421/2015) que inspira la presente viñeta se aparta, sin embargo, de este pronunciamiento del TS, al considerar que del precepto se infiere de manera clara que una vez superados los 720 días de indemnización durante el periodo anterior a 12 de febrero de 2012, es esta última cifra la que opera como límite máximo para calcular la indemnización por despido improcedente, y que el inciso final en ningún caso comporta inequívocamente que el tope de las 42 mensualidades es un límite relativo referido al primer periodo y no común a ambos tramos.

Además, para el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, seguir la tesis del TS llevaría, en pugna con el principio de igualdad ante la Ley consagrado en el artículo 14 de la Constitución, a que los trabajadores que el 12 de febrero de 2012 reunieran menos de 16 años de servicios, tendrían derecho, una vez computado el período trabajado después de esa fecha, a lucrar una indemnización máxima de 720 días, mientras que los que en ese momento acreditasen más de 16, pero menos de 28, podrían alcanzar una indemnización de hasta 1260 días, sumando los correspondientes al tiempo trabajado después del 12 de febrero de 2012.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.