DESPIDO SORPRESA, CUANDO YA NI LO ESPERABAS

DESPIDO SORPRESA, CUANDO YA NI LO ESPERABAS

En ambas sentencias, el TS fija su el criterio para el caso de que la empresa incumpla el plazo previsto en el despido colectivo para las extinciones individuales y, en concreto, ejecute un año y un mes más tarde los despidos individuales como consecuencia de haber estado el despido colectivo impugnado y sub judice. En el caso analizado, tras finalizar el período de consultas sin acuerdo, TRAGSA comunicó el 29.11.2013 a la Dirección General de Trabajo un plazo de ejecución de las extinciones hasta el 31.12.2014 pero, debido a que el despido colectivo fue impugnado, se declaró nulo inicialmente por SAN 28.03.2014 y luego ajustado a derecho por STS 20.10.2015, la empresa decidió no acometer las extinciones individuales que ahora se juzgan hasta poco después, en enero de 2016, una vez firme la STS. La situación ofrece ahora al TS la ocasión para establecer su criterio al respecto:

  1. Punto de partida: Ni el art. 51.2.d) ET ni el resto de normas sustantivas o procesales que disciplinan el despido colectivo contienen previsión alguna sobre el periodo en el cual han de efectuarse los despidos colectivos. Por tanto, serán en cada caso las circunstancias concurrentes las que lleven al Tribunal a apreciar si existe un periodo injustificadamente largo para llevar a efecto los despidos individuales.
  2. La impugnación judicial de la medida colectiva es una justificación suficiente para que la ejecución de los despidos se dilate en el tiempo, siempre que tal ejecución se lleve a cabo por la empresa en un tiempo prudencial y razonable a partir de la notificación de la sentencia.
  3. En particular, explica la Sala que la declaración en instancia de la nulidad del despido colectivo impugnado impedía a la empresa seguir realizando despidos individuales derivados del mismo mientras subsistiese dicha declaración; a lo que se añade que, en la medida que cabe instar por los trabajadores despedidos la ejecución provisional de la sentencia que declara la nulidad, con la consiguiente readmisión y abono de salarios de trámite, carecía de sentido que la empresa hubiese seguido realizando los despidos individuales.
Tribunal Supremo
Sala de lo Social
- Sentencia núm. 14/2020
Fecha 14.01.2020
Ponente Rosa Mª. Virolés
 Caso TRAGSA I

- Sentencia núm. 40/2020
Fecha 21.01.2020
Ponente Mª. Luisa Segoviano
Caso TRAGSA II
Comparte esta viñeta...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *